Redirección: Guía para hacer redirecciones en una web


Los redireccionamientos representan una herramienta muy importante en el campo del SEO. Pero, ¿cuál es el significado de redireccionamiento y cuáles son los tipos? Descubrámoslo juntos punto por punto.

¿Qué redirecciona

Redirigir es una función muy importante que se encarga de reenviar o redirigir a todos los usuarios a una URL diferente a la solicitada anteriormente. El motor de búsqueda recibirá el comando de redireccionamiento url cuando los usuarios busquen la ruta “antigua”.

¿Tomemos un ejemplo? Un usuario ingresa al motor de búsqueda e ingresa una URL en su poder. El usuario, con el redireccionamiento configurado, será acompañado a una posición diferente decidida por el propietario / administrador del sitio web.

Pero por qué redirigir un sitio a otro

  • El enlace puede estar roto y apuntar a una página que no existe
  • Es necesario mover el sitio a un dominio alternativo.
  • Es necesario cambiar el CMS y la estructura de las distintas URL.
  • Hay una página en el sitio que requiere mantenimiento y por esta razón se les da a los usuarios una página diferente para visitar, de manera completamente temporal.

De Punto de vista SEO, la redirección sirve para mantener el posicionamiento incluso si el contenido antiguo apunta a uno nuevo. A nivel SERP no pasa nada y se mantiene la mayor parte de su valor, sin perder rango ni llegar a páginas inalcanzables.

Si esto no se hace correctamente, los usuarios verán una página con página de error 404.

¿Cómo redireccionar de un sitio a otro? Existen varios tipos de comportamientos y en cualquier caso el consejo es contactar siempre con un profesional del sector.

Tipos de redireccionamientos

¿Cómo redirigir una página web sin perder su valor? Los profesionales de la industria utilizan cadenas de código para redirigir, para dar instrucciones precisas sobre cómo moverse.

Pero es bueno saber que no hay solo uno tipo de redireccionamiento y la diferencia entre estos es fundamental, para defender el bando SEO ya creado y presente aprovechando todo esto en beneficio del sitio:

  • Redireccionamiento 301 que es el tipo más utilizado, con redireccionamiento permanente que indica el movimiento pero sin volver a una página. Para hacer esto el Rango de página pasa a una página de reposición atribuyéndole el valor parcial o total que se ha ido acumulando en el tiempo. Con 301, Google elimina la página anterior del índice con la nueva y conserva el resultado.
  • Redireccionamientos 302 menos utilizado pero útil para comunicar el movimiento de la página a los distintos motores de búsqueda. Por tanto, el mismo se ha trasladado a modo temporal, pero para ello es necesario saber que la versión primaria del Protocolo de transferencia de hipertexto HTTP 1.0 corresponde al movimiento temporal de la página. Si el HTTP es 1.1, se basa en el estado Encontrado pasando el valor principal a la nueva página.

Una vez que entiendas como redirigir un sitio a otro Cabe señalar que este trámite se puede realizar en todo tipo de sitios web. Ya sea personal, un blog simple, corporativo o de comercio electrónico, todos pueden realizar el procedimiento. La redirección se debe observar como una ventaja en caso de restyling o mantenimiento, eliminación de páginas o productos hasta el cambio de dominio.

Redirección, ¿Cuándo es factible?

Como se mencionó, para comercio electronico es posible realizar un procedimiento de redireccionamiento muy utilizado. Hay productos que con el tiempo ganan una posición en la parte superior de las páginas de los motores de búsqueda, pero pueden ser descontinuados o cancelados y dejar de implementarse.

La redirección se aplica en caso de que sea realmente necesario. Cuando un producto está terminado en el almacén, déjelo activo especificando que el producto no está disponible en este momento. Pero si nunca vuelve a estar a la venta, se recomienda un redireccionamiento 301 a una versión similar o nueva.

En caso de restyling no hay problemas y esta solución es sin duda una de las más utilizadas. También sería bueno mantener todo el valor adquirido a lo largo del tiempo y nunca ningún cambio de URL debe tomarse a la ligera: el análisis, la planificación y la gestión por parte de un profesional del sector son los tres elementos importantes a tener en cuenta para lograr el objetivo final.

Ir arriba